La conexión vital de un bebé con su madre, es el cordón umbilical. Es una preocupación más en los cuidados del recién nacido, dado que con el paso de los días debe caerse y cicatrizar correctamente. ¿Cómo curo el cordón umbilical de mi bebé? Revisa los siguientes consejos de Andrea Vera, matrona y miembro de nuestro Staff Médico.
La función del cordón umbilical durante el embarazo es fundamental, puesto que es la conexión que permite el paso de nutrientes desde la placenta materna hacia el feto.
Cuando se produce el parto, el cordón se corta y queda un trozo de éste de más menos 2 centímetros en la base del ombligo del Recién Nacido.
Los cuidados posteriores al parto están orientados a la prevención de la onfalitis o infección del cordón umbilical.
Las medidas de prevención más importantes son:
 Realizar aseo de cordón con una tórula de algodón con alcohol al 70% desde la base de éste y hasta la parte más distal. Esto no le genera dolor al recién nacido.

 Mantener el cordón por encima del pañal para evitar humedad o su contaminación con orina y/o deposiciones.

 Posponer el baño del recién nacido hasta 3 días después de la caída del cordón que se producirá entre los 7 y 14 días post parto. Hasta que no ocurra esto debe realizar aseo con agua tibia y algodón diariamente evitando mojar la zona abdominal.

En caso de observar enrojecimiento alrededor del ombligo, debes consultar inmediatamente con tu pediatra. Las infecciones son muy poco comunes, pero ante la menor sospecha es mejor prevenir. No tengas miedo de limpiar a tu bebé, el cordón umbilical se caerá y podrás disfrutar de cada uno de sus momentos sin mayores preocupaciones.

#CERRAR